Infancia y eso

INFANCIA Y ESO


En WALDEN del 6 de agosto -10 de septiembre 2016

             “La mía, mi madre, fue siempre mi contrincante. Me enseñó que la gente miente para poder    decir la verdad. Y en ese deseo de decir sigue girando mi interés por los objetos, testigos y espejos de nuestra vida cotidiana”

Magali Lara

La historia de nuestras vidas es un recuerdo fragmentado. Escenas, imágenes y acciones desmembradas construyen nuestra visión del mundo y acaso nuestro futuro. Es en la infancia donde las experiencias emergen y narran, con sonidos aún incomprensibles y acaso con errores, nuestros deseos y frustraciones. En este universo simbólico es donde habita la obra de Magali Lara.

Magali Lara nació en la Ciudad de México en 1956. Estudió Artes Visuales en la Academia de San Carlos. En 1977 se llevó a cabo su primera exposición individual, Tijeras, en la que mostraba dibujos con textos a manera de historietas y un libro de artista. Desde sus primeras obras Lara ya establecía una relación íntima con la escritura.

La muestra Infancia y eso, presentada por primera vez en WALDEN, propone un viaje en la obra de la artista desde sus comienzos. El acercamiento a la obra de Magali Lara se da desde su relación con la poesía visual y el arte conceptual, evidente en las series “Sielo”, “Infancia”, “Allá”, “Nunca más” y “Kafka y la cama”. Algunas de estas piezas las realizó en los años setenta y ochenta, recién inscrita en San Carlos, donde conoció a otros artistas que, como ella, pensaban el arte desde la experiencia del cuerpo.

La serie “Infancia” es un grupo de collages compuestos por fotografías de su niñez, pintura y textos. Las piezas fungen como diarios y evocan, a modo de rizoma, los mapas mentales que usábamos en el colegio para estudiar. De esta manera, obras como Lo que soy dejan ver un mapa biográfico de Lara, en el que ella es ella, con y a partir de sus relaciones. Cada círculo es una entrada posible a su biografía, a su texto, a su cuerpo.

Por su parte, la serie “Sielo” es un ejemplo de la relación de la artista con el texto, en la que la falta de ortografía dice lo que el lenguaje oculta o no puede nombrar. Tal como reconoce Magali acerca de esta práctica: “Soy una obsesiva lectora de las historias de infancia, en las que me interesa la relación entre lo que se dice desde el error, la falta de ortografía, los códigos inventados que hablan de una identidad siempre cambiante”. Hay un deseo de nombrar y, al mismo tiempo, una imposibilidad de hacerlo. Un balbuceo y un sonido que apenas se perciben y que buscan por todos los medios enunciar la verdad de su experiencia.

Las series “Allá”, “Nunca más” y “Kafka y la cama”, realizadas años después, siguen de cerca las mismas obsesiones, pero, tal como ella menciona, ya no es la niña, sino la madre. Este cambio es notorio en el nuevo uso de los materiales: la cerámica y la fotografía. En estas técnicas sigue latente el error ortográfico del texto, ahora en forma de grieta en una cerámica o en el desenfoque de una fotografía.

La muestra Infancia y eso es un viaje en la intimidad y el deseo, lo real, lo imaginario y lo prohibido en la obra de Magali Lara. Obsesiones que recorren la infancia, en donde cada objeto es testigo y espejo de nuestra vida cotidiana.


Agradecimientos especiales Luis Hidalgo, Minera Ayón, Ricardo Ocampo.

Prensa

Revista Ramona

The Bubble

Artishock

IndieHoy

Gas TV