2018 “Art Basel Cities”

-2018 “Art Basel Cities” en Terremoto, 9 de Junio de 2018. Ciudad de México, México  https://terremoto.mx/art-basel-cities-2018-buenos-aires-argentina/

Señalamientos: apropiación del espacio público por el proyecto Art Basel Cities en Buenos Aires

Una manera típica de poner en relación la política con el arte, plantea que el arte puede representar de una u otra forma asuntos políticos. Pero hay un punto de vista mucho más interesante: el que aborda con una perspectiva política el campo del arte en tanto lugar de trabajo. Se trata de observar lo que el arte hace, no lo que muestra.

Hito Steyerl[1]

Entre 1968 y 1973 el artista argentino Edgardo Antonio Vigo creó una serie titulada señalamientos. Esta serie buscaba apuntar de manera poética situaciones cotidianas convirtiéndolas en sucesos artísticos. Este arte en la calle fue realizado en un momento en La Argentina en el que la participación pública se encontraba vedada por el Estado. Sus señalamientos eran obras colectivas, subversivas y críticas al sistema de arte tradicional tanto por su emplazamiento en el espacio público como por la reapropiación social de éste en un contexto dictatorial.  

Este uso del arte en el espacio es retomado por el programa Art Basel Cities. El proyecto, realizado en colaboración con el gobierno de La Ciudad de Buenos Aires consiste en una curaduría emplazada en La Ciudad apoyada por la feria de arte europea Art Basel. El guión curatorial toma el título de la novela de Julio Cortázar, Rayuela. En palabras de la curadora, Cecilia Alemani, “Rayuela reúne a los artistas a fin de generar una experiencia completamente inmersiva que entrelace el arte y la ciudad”. Los artistas participantes fueron: Eduardo Basualdo, Pia Camil, Maurizio Cattelan, Gabriel Chaile, Alex Da Corte, Santiago de Paoli, Narcisa Hirsch, David Horvitz, Leandro Katz, Barbara Kruger, Luciana Lamothe, Ad Minoliti, Eduardo Navarro, Alexandra Pirici, Mika Rottenberg, Mariela Scafati, Vivian Suter y Stan VanDerBeek.

En la selección de las piezas no hay un relato lineal sino más bien uno aleatorio justificado por el acento de la relación de Art Basel Cities con la ciudad. Argumento que deja de lado la poética de cada una de las piezas y la relación o discusión que pueda surgir entre las mismas, dando privilegio a su relación con el entorno. ¿Por qué tanta insistencia de esta relación con La Ciudad siendo que, aparentemente, no estamos —como en la época de los señalamientos de Vigo— en una pugna por el espacio público? Para Henri Lefebvre[2] el espacio público es una síntesis entre el contenido social y las formas espaciales, contenedor de una condición política. Esta condición es dada por las disputas de poder para intervenir en él como producto del mundo social quitándole cualquier neutralidad aparente. En este sentido cabe preguntarnos, ¿qué hay en las zonas de La Boca, Palermo, Puerto Madero, Recoleta y Costanera que es tan importante señalar?Si las acciones de Edgardo Antonio Vigo fueron una subversión al poder establecido por la represión estatal para lograr la reapropiación de La Ciudad por parte de sus habitantes, ¿qué implicaría que los emplazamientos de las piezas artísticas hoy los decida el estado en colaboración con el mercado de arte actual?

Buenos Aires en recientes años ha buscado posicionarse como capital artística en el mapa internacional. Acción evidente desde proyectos como: Bienal Sur, ArteBa, Arco—con el año especial de Argentina—, y actualmente el programa Art Basel Cities. Estos proyectos han hecho inversiones económicas provenientes tanto de fondos públicos como privados en “provecho” del arte contemporáneo argentino. Esta atención mundial del campo artístico internacional coincide con la crisis que está sufriendo el país. La Argentina en los últimos años ha pasado de un 24.8% de inflación en 2017 hasta una proyección en 2018 que se estima será de un 45%.

En un estudio acerca del mercado del arte, la artista estadounidense Andrea Fraser[3] señala que “un aumento de un punto porcentual en el total de los ingresos obtenidos por el 0.1% de la población provoca un aumento en los precios del arte en un promedio del 14%.” De esta forma, Frase concluye que “es en realidad el dinero de los más ricos lo que impulsa los precios en el arte”. Esto implica que se pueden esperar disparos en los precios del arte en la medida que la desigualdad de ingresos aumenta rápidamente.

Es evidente que el señalamiento de estas zonas en específico de Buenos Aires, el posicionamiento de La Ciudad como un nuevo centro de arte contemporáneo y la crisis económica argentina no son eventos aislados. Hoy estamos viviendo una pugna por el espacio público donde no es el campo del arte sino el ciudadano el que va en dirección contraria a las de estas concentraciones de poder. Las marchas de #Niunamenos, el movimiento en pro de la legalización del aborto o el paro general por parte de Confederación General del Trabajo en La Argentina, son sin duda reacciones ante esta pugna.

La curaduría es un campo con potencia de batalla discursiva y crítica de los relatos canónicos que en el contexto de Art Basel Cities sólo sirve para reforzarlos usando a los artistas y a La propia Ciudad no como participantes sino como telón de fondo.[4] En este sentido es necesario indagar, retomando a Hito Steyerl, en lo que el arte hace y no en lo que muestra.

[1] Hito Steyerl, Política del arte contemporáneo y la transición a la posdemocracia. Consultado el 18 de septiembre 2018: https://www.elcultural.com/PDF/fragmento-hito-steyerl.pdf

[2] Henri Lefebvre, The production of space (Oxford, Blackwell, 1991).

[3] Andrea Fraser, L’ 1% C’est moi. Consultado el 18 de septiembre 2018: http://esferapublica.org/nfblog/andrea-fraser-l-1-cest-moi/

[4] “Las obras de arte presentadas como parte de Rayuela van desde esculturas e instalaciones experienciales hasta performances en vivo y acciones participativas —la mayoría han sido creadas específicamente para el programa. Para ofrecer, simultáneamente, gestos espectaculares e intervenciones sutiles se ha encargado a los artistas producir obras que infiltren el tejido de la ciudad, que creen nuevas experiencias y que funcionen como plataformas para distintos encuentros con el arte teniendo a la ciudad de Buenos Aires como telón de fondo”. Comunicado de prensa Art Basel Cities, 24 de abril 2018. Consultado el 26 september 2018.

Orden de fotografías:

Art Basel Cities Buenos Aires, Rayuela, 2018. Obra de Eduardo Basualdo. Imagen cortesía de Art Basel

Art Basel Cities Buenos Aires, Hopscotch, 2018. Obra de Narcisa Hirsch. Imagen cortesía de Art Basel

Art Basel Cities Buenos Aires, Hopscotch, 2018. Obra de Ad Minoliti. Imagen cortesía de Art Basel

Art Basel Cities Buenos Aires, Hopscotch, 2018. Obra de Mika Rottenberg. Imagen cortesía de Art BaselArt Basel Cities Buenos Aires, Hopscotch, 2018. Obra de Santiago de Paoli. Imagen cortesía de Art Basel